En este momento estás viendo Manuel Torres Stinga: «La lengua de Canarias es un rico mosaico de multilingüísmo y cultural procedente de Europa, Norte de África y latinoamérica»

Manuel Torres Stinga: «La lengua de Canarias es un rico mosaico de multilingüísmo y cultural procedente de Europa, Norte de África y latinoamérica»

El profesor y académico asegura que el español de las islas es la modalidad lingüística mejor estudiada y anima a recordar nuestro acervo e identidad ante esta «selva globalizada»

Manuel Torres Stinga, catedrático de Bachillerato de Lengua y Literatura española, profesor de la Universidad de La Laguna y académico de número de la Academia Canaria de La Lengua, ofreció una lección de sabiduría y humildad en la tarde de hoy, en la conferencia en la que expuso las principales conclusiones que ha obtenido durante todos los años de investigación sobre la lengua de Canarias. En este sentido sentenció que «el español de Canarias es la modalidad lingüística mejor estudiada cuantitativa y cualitativamente» circunstancia de la que se enorgullece pues «ante esta selva globalizada es bueno recordar nuestro acervo e identidad lingüística».

 

El profesor jubilado afirmó que en su investigación evidenció hace años que los orígenes del lenguaje de Canarias es fruto del multilingüismo que surgió del colonialismo que padecieron las Islas desde el siglo XV. Según la documentación histórica existente, los primeros pobladores de Canarias se datan en torno al siglo II a.c., procedentes del Norte de África con cultura y habla muy parecida a la Bereber. Desde entonces, la identidad lingüística se fue fraguando a lo largo de los siglos, principalmente a partir del S.XV, con las constantes colonizaciones procedentes de Europa, concretamente en 1402 con la llegada del normando Jean de Betancur. Con el paso de los siglos a Canarias llegan colones procedentes de la Península Ibérica, sobre todo de la zona meridional como la actual Andalucía, de ahí el andalucismo fonético que es uno de los aspectos mas característicos de nuestros rasgos idiomáticos.

Tras la conquista de Canarias, la lengua de las islas pasa a un multilingüismo producto de la llegada de colonos procedentes de Portugal, esclavos moriscos y comerciantes ingleses y genoveses, mezcla que evoluciona a una lengua común imponiéndose la castellana. Según Torres Stinga a comienzos del s. XVII se produjo una ruptura con la antigua cultura guanche y ésta se va perdiendo. Las principales influencias, por lo tanto, son las extremeñas y andaluzas concretamente de Sevilla al ser el centro neurálgico del comercio que facilita que se extienda este tipo de lengua a  Canarias y latinoamérica; y la lusitana por la estrecha relación económica y migratoria entre Canarias y Portugal.

En la actualidad continúa quedando una importante huella del habla de los antiguos pobladores de Canarias con múltiples palabras como Perenkén, teniquie, gofio o gánigo, entre otras muchas, registros que se mezclan con la alta influencia lusitana de la que se han registrado mas de 1.200 palabras, mientras que es escasa la procedencia de palabras francesas o inglesas. El profesor Stinga subrayó igualmente que los movimientos migratorios existentes en los últimos cinco siglos de historia (desde el s.XV) entre Canarias y América, así como la cantidad de canarios/as retornados/as han enriquecido aún mas nuestro lenguaje con vocabulario de uso común en la actualidad como «papas» o expresiones como «esto no lo resuelve ni el médico chino» proveniente de Cuba, incluso de las Antillas desde donde nos llega la palabra «cayuco» tan tristemente de actualidad en nuestros días.

El profesor Manuel Torres Stinga no pudo evitar realizar una inteligente referencia a la realidad política española, relacionando una de las enseñanzas que ofrece Miguel de Cervantes en «El Quijote», texto del que aseguró ser «un referente en lecciones de diálogo en este mundo lleno de turbulencias y monólogos, que Cervantes en su obra mas importante y monumental haya sido capaz de rellenar las aventuras de un hidalgo y su escudero con un diálogo permanente, es síntoma de que es necesario entre los habitantes de esta tierra seguir dialogando» y aludió a «la capacidad de convicción del diálogo de uno de los personajes sobre otro, hasta el punto de que al final Sancho se «quijotiza» y Quijote se «sanchiza», reflexionemos sobre el diálogo como el camino para convencer al oponente, en un momento en que estamos tan necesitados de diálogo».

El broche de oro a la velada, no podía ser otro que la deliciosa interpretación que realizaron la soprano Isadora Delgado y la pianista Ruth Galván, de dos composiciones de Franz Schubert y Gabriel Fauré.

En este enlace se puede disfrutar de la conferencia en su integridad, así como de la actuación musical. Conferencia Manuel Torres Stinga. Actuación Isadora Delgado y Ruth Galván

Deja una respuesta